sábado, 11 de junio de 2011

¿En qué íbamos a ser tú y yo iguales?

En comprarnos el mismo póster, por ejemplo.