martes, 13 de septiembre de 2011

Sobre monstruos


Summermag

¿Alguna vez tuviste tanto miedo que deseaste volver a la cama y no levantarte jamás? Una vocecilla allá, en una de las esquinas de tu mente, asiente sin hacer ruido. No tengas miedo de reconocerlo. Todos hemos sentido eso que nos entumece y nos debilita.
Desnudos en la intemperie, gritando o rodeados de gente. ¿Qué puedes hacer cuando tienes tanto miedo que «ojalá no fuera real»?
Pasa y siéntate sin hacer ruido. Debe quedarte claro antes de todo que yo también me dejo llevar por el miedo. No es que me asuste el lado oculto de la vida, sino que también lo más corriente, cualquier error que cometí en el pasado y no quiero ver en mi futuro. Este es el principal error: preocuparse en exceso te dará miedo en exceso. Y miedo has de tener el justo para conocer el valor de lo que tomas y dejas en su lugar.
«Es fácil decirlo» y muy difícil encontrar la calma. No me pilla de sorpresa, y no tengo nada guardado que pueda convencerte. No existe un bálsamo inmediato, ni siquiera una píldora que haga desaparecer tus fantasmas.
¿Pero sabes? Sé que se puede lograr. A veces, cuando tengo miedo, reúno algo de paz y retrocedo en el tiempo. Contemplo una alternativa y lucho contra el miedo, que es el causante de que no pueda vivir la vida que me pertenece.  
No es la cura, pero podría llamarlo solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)