domingo, 13 de noviembre de 2011

Conversaciones de verano


Recompensa

—¿Encontraré a alguien que me quiera?
—Eres la mitad de alguien a quien le falta otra mitad —respondió solamente.
Coco se abrazó a sí mismo. ¿Dónde estaba esa mitad? ¿Tardaría mucho en llegar?

© Mitad árbol y un ciego

1 comentario:

  1. Caramba! esta pregunta me recuerda a los koan de inspiración zen. Espero que algo o alguien sepa darte la respuesta que esperas. Saludos. Genaro.

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)