martes, 7 de febrero de 2012

La típica excusa del escritor

Phewsa © tumblr
De esto que me pongo a escribir, pongo la primera línea, me salta una ventanita de un correo, lo leo, decido posponerlo porque claro, estoy escribiendo, pero cinco minutos después el cuadrado del messenger se tiñe de naranja y me veo obligada a contestar -porque no quiero hacer esperar a nadie-, cierro la conversación y digo, bueno, voy a hacer la visita de rigor al facebook. Cinco notificaciones y un mensaje privado, ¿qué puedo hacer sino leerlo?, y ya que estoy miro el twitter un momento a ver: no hay menciones -y ciertamente, lo sabía- pero pierdo otros treinta minutos leyendo lo que dicen los demás. Entonces recuerdo el correo de antes y lo contesto, si total, ya me he despistado, y ¡din! una mención en twitter, alguien, seguramente una de esas personas que tienen que aguantar mis pataletas literarias, me recuerda que yo estaba escribiendo, así que abro el documento, ¡se me había olvidado por completo! Releo la frase y resulta que no me gusta nada... mejor lo cierro y ya lo escribiré mañana. Es que claro, la inspiración no viene nunca y ya no sé qué hacer para remediarlo, blablablá, sufro de página en blanco.

¿Os suena de algo? :)

10 comentarios:

  1. Te falta ese momento en el que dices: juro que mañana apagaré el Internet. Y lo haces, y te pones... y dices: mierda, un sinónimo, o una definición, o un algo de documentación... conectas el internet y... volvemos a empezar.

    Muy identificada, me temo. Deberíamos dedicarnos menos a la procrastinación y más escribir en serio :)

    Z.

    ResponderEliminar
  2. Hija, voy a pensar que tienes una cam en mi habitación. Que claro, la crisis de inspiración también influye, pero confieso que también me distraigo mucho estando en el ordenador. Cualquier día de estos cierro internet y me pongo en serio, lo prometo :)

    PD: felicidades por el blog, me parece fantástico. Me sabe mal porque siempre pienso en comentarte y al final me pongo a mirar menciones de Twitter o a hablar por msn y no lo hago xDDD

    ResponderEliminar
  3. Cuánta, cuánta verdad!!! :D Genial!

    ResponderEliminar
  4. si solo fueran esos tres: http://4.bp.blogspot.com/-eavKmvg8YLo/ThsqgsIbwhI/AAAAAAAAERI/lWMtA-82b4o/s1600/cicloDEprocrastinacion.jpg

    ResponderEliminar
  5. Papal: Ostras, ese ciclo ya es demasiado (y demasiado real también xD) Me lo guardo, igual me lo pongo de poster y todo xDDDD Gracias por pasarte! :3

    Rayco: :) al menos vosotros lo admitís, que hay cada puritano... gracias por pasarte!

    Lia: ya ves, la procrastinación tiene la culpa de que no me comentes xD gracias por pasarte y gracias por el cumplido, chata. Es que es lo que dice Irene más arriba, coges, apagas todo y de repente necesitas un sinónimo o tienes alguna duda, lo enciendes y.... estás perdida xD

    Irene: totalmente de acuerdo. Además es que te asaltan muchas más dudas que con el internet encendido. Es en plan "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes". La procrastinación es un... efecto colateral :b Gracias por pasarte, bonita.

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué será que aún sabiéndolo, caemos y caemos y caemos...?

    Me pongo colorada cuando leo estas cosas porque me acuerdo de cuando mi madre entraba en mi habitación, cuando se suponía que estaba estudiando, y me encontraba con el lápiz haciendo de micrófono y yo cantando en plan diva del rock.

    En fin, que estoy a punto de subir mis novelas a amazón y he visto tu entrada en facebook...

    ResponderEliminar
  7. It´s true! xD Sí, es que la página en blanco del siglo XXI es el internet. A mi me sucede lo mismo pero con la tarea .__. Puees, de vez en cuando puedes probar con escribir a mano. El sindrome aquel no se quitará cuando lo tengas, pero al menos tendrás menos probabilidades de distraerte :3

    ResponderEliminar
  8. Qué gran verdad (de hecho debería estar escribiendo ahora mismo xDD).

    Creo que lo mejor es desconectar internet cuando uno escribe, aunque yo no tengo suficiente fuerza de voluntad para hacerlo jajaja.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Madre mía!! ¡¡Y yo que pensaba que era la única ^^!!
    Bueno, es que el problema de desconectar Internet está en eso... Que justo cuando crees que no vale para nada, te das cuenta de que lo necesitas porque se te ha trabado un párrafo, y buf... Vuelves a enrollarte y te olvidas de todo. :(

    ResponderEliminar
  10. ¡gracias a todos por contestar! No estamos solos :D
    Antonia Romero: Hay cosas que son inevitables. A veces necesitamos un poco de droga anti-procrastinación para cuando la disciplina ha desaparecido... Jaj, lo de diva de estrella de rock. Aunque hayas estado estudiando todo el rato y justo ese momento te evadas un poco, es, precisamente, en ese momento, cuando va a entrar tu madre y te va a pillar. ¡Siempre! xD Suerte con tus novelas en Amazon, mucha mucha suerte! :) Y gracias por pasarte :3

    Rebemolly: Ahora casi todo lo que escribo, lo hago a mano para no distraerme. Me sale de peor calidad PERO SALE, y luego ya es cuestión de reescribirlo. Pero está terminado. ¡¡Gracias por pasarte!! Ayy :333

    Jon: Imposible desconectar, ¿eh? Además que si lo haces y tienes una duda, debes volver a conectarlo y entonces ya caes en el círculo vicioso. Comprobado científicamente xDD Venga, a escribir, que se diga que esta entrada sirve de escarmiento... Gracias por venir :D

    Judy Steele: La única dice, ¡la única! Ya, eso es. Justo lo que has dicho es lo que acabo de explicar a Jon. Al final la clave está en la fuerza de voluntad. Creo. Ahora debería estar escribiendo. xDD Gracias por veniiiir :)))

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)