domingo, 16 de septiembre de 2012

11 tatuajes literarios

¿Reconocéis este tatuaje?
 Los tatuajes son muy personales. Yo les tengo algo de recelo por el dolor que sienta al hacérmelos -soy, como creo que ya he dicho en muchas ocasiones, una cagada- y porque son para toda la vida. O sea que hay que elegirlos con sumo cuidado. ¿Cómo sé que lo que me gusta y me tatúe ahora va a seguir siendo importante dentro de treinta años? ¿No es una apuesta un tanto arriesgada? 

Pues... sí. Pero valientes hay en todos los sitios, y más si son libreros y aman la literatura por encima de cualquier cosa. Porque quizás sí es más fácil tatuarte la pipa de Sherlock Holmes si sus aventuras te marcaron de pequeño, o el reloj de Alicia en el País de las Maravillas, o cualquier otro símbolo, porque los libros dejan recuerdos y sensaciones difíciles de borrar. Y más si tienen ese regustillo a infancia.

Echad un vistazo al link que os he dejado en el párrafo anterior. Los 11 tatuajes vienen con pies de fotos muy interesantes sobre la importancia de un buen librero. ¿Qué os parecen? ¿Tenéis un tatuaje? ¿Os haríais un tatuaje de vuestros héroes literarios? Yo... me lo tengo que pensar.

6 comentarios:

  1. Yo voy a hacerme uno, lo tengo decidido :) Tiene mucho significado. Personalmente, no me lo haría de ningún personaje literario, ni de ningún tipo de "marca" o "símbolo" que fuera fácilmente reconocible por mucho que me hubiese gustado. Es decir, el caso de Sherlock Holmes (que a mí me pasa, porque me caló mucho) no me tatuaría la piel con la pipa, porque para mí los tatuajes son algo muy íntimo, algo que está bajo la piel, muy personal y no puede ser "algo" reconocible. xD No sé si me explico. Aun así, el tatuaje que he visto con los colores de Slytherin mola muchísimo *.* no lo negaré.

    ResponderEliminar
  2. Pues ahora gracia a ti me lo estoy pensando... mucho... ya tengo a A. trabajando en un diseño para un tatuaje libresco. "Un dragón, sale", me dice.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo un tatuaje, y tengo un par de ellos más en mente, para cuando ahorre un poco. Lo del dolor es un poco un mito. Depende de dónde te tatúes, de tu resistencia al dolor y así, pero tatuarse es algo muy soportable. Yo me lo hice en un omóplato y recuerdo estar pensando mientras me lo hacían que depilarme me dolía más.
    Literarios no me he hecho ningún tatuaje, pero seguro que a lo largo de mi vida cae alguno. El que tengo ahora está relacionado con la música, y otro que quiero hacerme también. No es descabellado que acabe con uno literario.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo llevo años pensado y queriendo hacerme uno, pero aquí sigo aun... pensándomelo... Y no porque no sepa que hacerme, eso lo tengo muy-muy claro, sino porque no sé si es por el dolor o porque me lo he pensado tanto ya, que no estoy segura de nada XD Sinceramente yo soy más de tatuar las paredes de mi habitación. =)

    ResponderEliminar
  5. Hola, Eleazar!

    Es como dicen más arriba, lo del dolor tiene mucho de mito. Yo me tatué este verano debajo de un hombro, en el pecho, es un tatuaje que abarca buen espacio pero quedó muy delicado y elegante (es sólo en tinta negra) y la verdad es que no me dolió para nada. Sí me asesoré mucho respecto al tatuador, y espero volver con él en pocos meses para tatuarme en la muñeca el título de un poema de Baudelaire que me encanta. Es cuestión de dar con el tatuaje y animarse, así que piénsalo y busca ese tatoo :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Es curioso que justo estaba pensando en los tatuajes de este tipo que quiero hacerme y apareció está entrada :)
    Quiero uno alusivo a Kafka otro a Cortazar y a Benedetti, también una Letra Escarlata... y por ahora son los que recuerdo.

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)