martes, 30 de octubre de 2012

¡Afilad vuestras plumas! NaNoWrimo

A dos días de empezar el National Novel Writing Month -¿qué es el NaNoWriMo? El link os llevará a la wikipedia, que se explica infinitamente mejor que yo. Por resumir, un reto mundial en el que tienes que escribir 50.000 palabras en un mes-, los organizadores nos han mandado un email muy divertido con el planning de estos 30 días. Me ha parecido tan curioso que he querido dedicarle una entrada. Ante todo decir que es una traducción amateur y cualquier apunte para mejorar el texto será bien recibido. ¡Dentro e-mail!

miércoles, 24 de octubre de 2012

¡Feliz día de las bibliotecas!

GraphicSummer © tumblr
Siempre están ahí cuando las necesitas (y cuando no, también).
Por eso hoy, a la luz del flexo, rindo homenaje a esos rincones de las bibliotecas que esconden historias maravillosas. Libros, sí, miradas curiosas, también; algún que otro beso furtivo, por favor.
¿Y todo para qué?
Pues para que las bibliotecas sigan creciendo.

viernes, 19 de octubre de 2012

10+1 curiosidades gramaticales

©ILoveReadingAndWriting
1. La palabra oía tiene tres sílabas en tres letras.
2. En aristocráticos, cada letra aparece dos veces.
3. El término arte es masculino en singular y femenino en plural.
4. En la palabra barrabrava, una letra aparece una sola vez, otra aparece dos veces, otra tres veces y la cuarta cuatro veces. 
5. El vocablo cinco tiene a su vez cinco letras, coincidencia que no se registra en ningún otro número.
6. Las palabras ecuatorianos y aeronáuticos poseen las mismas letras, pero en diferente orden.
7. Con 23 letras, se ha establecido que la palabra electroencefalografista es la más extensa de todas las aprobadas por la Real Academia Española.
8. Con nueve letras, menstrual es el vocablo más largo con solo dos sílabas.
9. Mil es el único número que no tiene ni "o" ni "e".
10. La palabra pedigüeñería tiene los cuatro rasgos o trazos que caracterizan ortográficamente a un término en nuestro idioma: la virgulilla de la ñ, la diéresis sobre la ü, la tilde del acento y el punto sobre la i.

Y como muestra, un caso de acentuación. Se trata de una oración en la cual todas sus palabras -nueve en total- llevan tilde. «Tomás pidió públicamente perdón, disculpándose después muchísimo más íntimamente». (Vía Javier G. Valverde)

Hay muchas curiosidades más, como los palíndromos -palabras que se leen igual al derecho que al revés- y otras palabras que tienen las cinco vocales -además de "murciélago", existen muchas otras como "euforia", por ejemplo-. Hace muchos años leí un trabalenguas gramático muy divertido. La pena es que no lo recuerdo, así que mientras lo busco por la red podríais contarme alguna curiosidad sobre el castellano, ¿no? :)

jueves, 11 de octubre de 2012

Las absurdas, barrocas y archiaburridas descripciones que no dicen nada

© Ilovedoodle
Hoy por hoy hablaros de cómo y qué describir sería una locura. Los consejos que doy en el blog no son absolutos y cada escritor tiene su propia metodología, aunque es curioso pararse a analizar esos matices que tanto nos agrada conocer de los de nuestra especie. Aun así me siento en la obligación de hablar de algo que da título a esta entrada: las absurdas, barrocas y archiaburridas descripciones que no dicen nada y que para el colmo son incongruencias en sí mismas. El escritor debe actuar con lógica, adecuarse a la voz que lleva y evitar que desafine. Vayamos con un ejemplo:
Miré a Sam, divertido, acordándome de nuestras escapadas al lago. Sus labios carnosos se arquearon en una media sonrisa. En aquel instante, una brisa cálida meció sus cabellos rizados, y el flequillo cayó desordenadamente sobre sus ojos azules, escondiéndolos de mí. Pobre Sam. Sus bromas cada día eran más inoportunas.
Dos cosas:

1) Si Javier, nuestro narrador en primera persona, conoce a Sam desde hace un tiempo, ¿qué necesidad hay de describir sus labios, su pelo y sus ojos? ¿No es algo que para Javier pasa totalmente desapercibido porque es normal? ¿No debería omitirse? Aquí muchos me diréis que no, porque describir a los personajes físicamente es fundamental para profundizar en la historia... Pero yo creo que eso es una excusa. No hace falta saber el color de ojos y de pelo de los personajes para disfrutar de una novela. Sería diferente si Javier acabara de conocer a Sam, ahí sí podríamos querer una descripción física.

2) Como lectora a veces me siento estafada. ¿Acaso soy la única que está cansada de encontrar descripciones que se limitan al color de los ojos y el pelo? No enriquecen la caracterización del personaje, más bien al contrario. Sam es rubio y tiene los ojos azules. ¿Y qué? ¿Qué me dice eso de Sam? ¿Es importante para el desarrollo de la historia? ¿Y es absolutamente necesario explicarlo nada más que aparece en escena?

Abro la veda al debate. Me gustaría muchísimo saber vuestras opiniones al respecto.

viernes, 5 de octubre de 2012

De parte de Pixar (I)

 Si eres escritor, guionista, dibujante..., artista, ¡no pierdas detalle!
1. Admira al personaje más por lo que intenta que por lo que consigue.
2. Tienes que tener en mente qué es lo realmente interesante para ti como público, no lo divertido como escritor. Ambas cosas pueden ser diferentes.
3. Tener una idea es importante, pero no sabrás de qué va hasta que la termines. Una vez hecho, reescríbela.
4. Érase una vez hubo ___. Cada día, ___. Un día, ____. Por eso, ___. Y por eso, ___. Hasta que, finalmente…___.
5. Simplifica. Céntrate. Mezcla personajes. Sáltate los rodeos. Sentirás que estás perdiendo cosas importantes, pero eso te hará libre.
6. ¿Qué se le da bien a tu personaje? Ahora lánzalo al otro extremo. Pruébalo. ¿Cómo reacciona?
7. Piensa en el final antes de saber lo que pasará en la mitad de la historia. En serio. Los finales son difíciles, te obligan a estar horas trabajando en ellos.
8. Termina tu historia y déjala ir aunque no sea perfecta. En un mundo ideal tendrías ambas, pero sigue adelante y hazlo mejor la próxima vez.
9. Cuando estés atascado, haz una lista de las cosas que NO PASARÍAN después. Muchas veces te ayudará a seguir adelante.
10. Desmonta, desgaja las historias que te gustan. Lo que te gusta de ellas es una parte de ti; debes reconocer esto antes de poder utilizarla.
 Vía Storyshots