domingo, 5 de febrero de 2012

Preocupaciones made in... Eleazar

IloveReadingAndWriting © tumblr
Últimamente estoy en modo off, y lo siento mucho para los que seguís el blog. Vuestros comentarios me hacen muy feliz, en serio. Ante la ausencia del relato del martes y de la ortografía del sábado, que por cierto, os aviso de que a partir de ahora las secciones las haré aleatoriamente (por cuestiones de trabajo, más que nada, que no me da tiempo a buscar fallos e historias y no quiero hacer chapuzas), he decidido explicaros qué se cuece por mi cabeza en estos instantes. Quizás me podáis echar una mano y todo porque estoy dando más vueltas que la maleta de un loco.

Como ya os comenté hace poco estoy atravesando una pseudocrisis literaria, vamos, que no sé ni por dónde me da el aire. He paralizado la escritura de Mitad árbol y un ciego (y eso que me encanta) porque no sé si darle un nuevo enfoque. Entiendo que es una decisión que debo tomar yo sola, pero francamente estoy hasta las pelotas de la carrera en solitario. Es de esto que sientes que no estás aprovechando la idea y que lo estás haciendo mal pese a que los lectores te digan que no. Decís que no y de verdad que lo agradezco, pero hay algo que no encaja para mí. Quizás la historia de Coco necesita otra perspectiva, o quizás Coco necesita verse en varias historias. Uh, es... complicado.

No me siento sola en el mundo porque no hay más que echar un vistazo a mi timeline en twitter para darse cuenta de que son cosas que un wannabe writer tiene en la cabeza. Pero no puedo evitar quejarme (jooo) porque a veces siento que las historias me van superando. En la próxima entrada os contaré con pelos y señales mi proceso de creación (y probablemente alucinéis con lo mal que hago las cosas. Ojo, que no es que me infravalore, es que... ¡bueno, que ya lo veréis!).

Matteo Vaccari ©
A lo que iba: mientras le doy vueltas a una posible reestructuración de MAYUC, la cual me llevará, conociéndome, dos o tres mil años, les estoy dando caña a los concursos de relatos. Así no me oxido y por lo menos sigo creando. Bien; pues además de esto, no sé si os lo he dicho alguna vez, sigo entre las brumas de una trama que ya tiene sus seis años y que por a (siendo "a" que es una historia compartida) o por b (siendo "b" que la he reescrito cuatro veces y ya vamos por la quinta, pensando) nunca se acaba, y es que la documentación es la cosa más difícil del universo, ya lo sabéis.
De momento esta historia seguirá en stand by hasta que terminemos. Lo único que puedo deciros es que en seis años me ha dado tiempo a interiorizar a todos los personajes y casi podría hablar con ellos de cualquier cosa. Es... increíble :3

 Ah pero ¿todavía hay más cosas? ¡Por supuesto! Tengo los típicos pensamientos de no saber si hacer una blognovela o no (aunque me da miedo por eso de los plagios, aun teniendo la licencia CC), si subir enlaces de relatos largos a través de dropbox..., si hacer reseñas de autores o no, etc. Hasta que no lo tenga claro, nada.

Lo bueno es que estas últimas semanas ando con un nuevo proyecto cortito, de unas 50-60 hojas, cuya trama principal irá sobre viajes en el tiempo. Espero que me sirva para desengrasarme un poco y terminar algo, por Dios, o me arrancaré las letras a mordiscos.