miércoles, 16 de enero de 2013

De parte de Pixar (y II)

Aquí vuelvo con la segunda y última parte de los consejos de Pixar. Si no habéis leído los anteriores, ¡pinchad aquí!
11. Plasmarlo en papel es el primer paso para arreglarlo. Si esa idea permanece solo en tu cabeza, nunca la compartirás con nadie.
12. Elimina la primera idea que te venga a la cabeza. También la segunda, tercera, cuarta, quinta… ¡Fuera obviedades! Sorpréndete a ti mismo.
13. Dale opiniones a tus personajes. El pasivo puede parecerte interesante e incluso cómodo mientras escribes, pero es veneno para el lector.
14. ¿Por qué debes contar justamente ESTA historia? ¿Qué es lo que la alimenta? En la respuesta encontrarás su corazón.
15. Si tú fueras tu personaje, en esta situación, ¿qué harías? La honestidad nos hace creer en cosas increíbles.
16. ¿Qué es lo que está en juego? Danos una razón para apostar* por el personaje. ¿Qué pasa si fracasa?
17. Ningún trabajo cae en saco roto*. Si no funciona, déjalo estar y sigue adelante —volverá a ser útil más tarde.
18. Tienes que conocerte a ti mismo: la diferencia entre hacerlo lo mejor posible y preocuparte por tonterías. La historia es un borrador, no el manuscrito final.
19. Las coincidencias que meten en problemas a los personajes molan; utilizarlas para que salgan de ellos es trampa.
20. Ejercicio: coge las bases de una película que no te guste. ¿Cómo las recolocarías para que te gustara?
21. No puedes simplemente escribir ‘guay’ (de cualquier manera); tienes que meterte en la piel de tus personajes para hallar la voz adecuada. ¿Qué haría que TÚ reaccionaras así?
22. ¿Cuál es la esencia de tu historia? Si la sabes, puedes empezar por ahí.
Vía Storyshots
*Cualquier ayuda para mejorar la traducción será bien recibida.

1 comentario:

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)