martes, 12 de marzo de 2013

10 cosas que un 'lectoamigo' no debe hacer

The-book-of-life © tumblr
 Lectoamigo: dícese de la persona que se relaciona con escritores. Se diferencia del "lector" porque posee un lazo emocional con el autor y más paciencia que un santo.

Cosas que un lectoamigo no debe hacer*:

1. Nunca jamás en la vida leas sus cosas sin permiso. No vale esperar a que se vaya un momento al baño para cogerle el portátil u hojear sus libretas. Tampoco le mires mientras escribe: eso le pondrá nervioso.
2. No te sientas mal si se niega a enseñarte lo que escribe. Probablemente se debe a que aún no tiene la calidad suficiente para mostrártelo -a su juicio, claro- porque tu opinión le importa. 
3. Si no te gusta lo que escribe, díselo con mucho tacto. Los escritores son personas sensibles. Bueno, en realidad... a nadie le gustaría que echaran por tierra su trabajo, ¿no? Lo que debes hacer es apoyar tu opinión con una crítica constructiva.
4. Siguiendo la línea del punto anterior, no insultes a sus personajes. Es decir, puedes vacilarles y pincharles desde el buen humor -eso le gustará porque significa que vives la historia tanto como él-, pero nunca con saña. Los escritores se rasgan las vestiduras intentando crear personajes de los pies a la cabeza; insultándolos solo conseguirás que se ofenda y te mande a la porra. Y con razón.
5. Ten paciencia con sus nuevos proyectos. Tu escritor acudirá a ti con ojos brillantes, deseando contarte esa ida de olla que ha tenido mientras se duchaba... No le digas que es una mierda, que es una tontería o que hay millones de historias parecidas. Así le estás desanimando, aunque no lo hagas con mala intención. Planear una historia es complicadísimo, tanto o más que escribirla. Y si crees que tú puedes hacerlo mejor, ¡adelante!, pero respeta la ilusión y el trabajo de tu amigo.
6. Cuando el escritor hace pop, ya no hay stop. Y ahora tú, que has decidido meter las narices donde no te llaman, eres parte del desarrollo de la historia, de sus emociones y de sus secretos. Queda terminantemente prohibido poner cara de aburrimiento mientras te cuenta sus avances. Es posible que sea un poco brasas, sí, pero son las brasas de la ilusión, ¡y las está compartiendo contigo! No seas tan capullo de decirle que te aburres.
7. Si su historia te recuerda a una serie o una película con el mismo argumento... Aquí tengo sentimientos encontrados. Por un lado, dísela, y así podrá distanciarse de ella. Por otro... es un bajón tremendo saber que ya no eres original. En cualquier caso, siempre con cuidado.
8. Nunca compares sus historias con las de los demás. Cada escritor tiene su propio ritmo. Uno terminará su novela en un mes, otro en cinco, y algunos ni las terminan. No existe un proceso estándar para escribir.
9. Sé paciente cuando esté bloqueado. El peor enemigo de tu escritor es la página en blanco, y la mejor manera de superarlo es buscando inspiración en lo que le rodea: música, libros, series, personas... Cualquier detalle, por pequeño que sea, puede ser la clave para escribir un capítulo entero.
10. Alégrate cuando esté feliz y apóyale cuando esté triste. Y cada vez que termine algo, monta una fiesta en su honor.

*Este decálogo es apto para todas las disciplinas artísticas.

12 comentarios:

  1. Me encanta la entrada, creo que son consejos muy buenos^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre tan rápida. ¡Gracias a ti! :*

      Eliminar
  2. Gran entrada :DDDD

    En cuanto llegue a casa, la comparto por Twitter y Facebook ^^

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy buena entrada! Gracias por compartir =)

    ResponderEliminar
  4. Me acuerdo cuando alguien me decía "pero ¿todavía no has terminado esa historia?" Me dejaban muy plof. Estoy por colgar este decálogo en la pared de mi habitación en letras bien grandes.

    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te dicen eso, es porque no saben lo que es escribir.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo, mi mejor amigo lleva escribiendo un fic durante más de 2 años. Realmente es muy bueno y siempre me deja con ganas de más; y eso es lo importante para un escritor, que siempre deje a desear más durante el desarrollo al lector.
    Intenta no desanimarte con personas como tal, y mucho ánimo =)
    No permitas que congelen tu imaginación.

    ResponderEliminar
  6. Si, la verdad es que siempre lo compartimos con alguien, todas esas historias, ideas, creaciones... Y la verdad es que se ha agradece la sinceridad (de forma constructiva como has dicho) pero yo lo prefiero. ¡También es cierto lo del pequeño detalle! A veces llevas días en busca de esa idea, que no sabes como desarrollar, o como empezar, y de repente, algo insignificante y cuando menos te lo esperas, te enciende la bombillita!! jajaja , ese momento es genial.

    (Saludos con Café)

    ResponderEliminar
  7. Muy buena la entrada =)

    Tienes una seguidora más.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Que bien, Eleazar, que al final olvidases esas "tonterías" de la economía y demás... bienvenida al mundo, un poco cruel, del periodismo y otras hierbas.

    ResponderEliminar
  9. Más verdad imposible! Jajajaja He conocido casi todos los puntos. XD

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)