viernes, 7 de junio de 2013

¿Cómo leen los escritores?

Keepupfaith © Weheartit
Ahora, con el verano a la vuelta de la esquina, por fin puedo retomar la lectura con unas ganas increíbles. Prácticamente acabo de terminar R y Julie y ya estoy con Myst: el libro de Atrus, un libro-adaptación de los videojuegos de Myst. Poco a poco me he dado cuenta de que si un libro no me gusta, como me pasó con R y Julie, no me tengo que sentir mal por dejarlo y escoger el siguiente. So many books, too little time. Y no sé vosotros, pero leyendo me di cuenta de que quería escribir. Ya no me conformaba con ser parte de las historias de mis autores favoritos; quería, necesitaba empezar de cero con mis propios personajes e historias.

Si bien es cierto que leo por diversión, a veces no puedo quitarme la supervisión de correctora o la de escritora y sucede que bajo el propósito del entretenimiento subyace un análisis crítico del libro que estoy leyendo. Escucho la voz del narrador, intento identificar las tres partes de la novela -introducción, nudo y desenlace- si es que están definidas, estudio a los personajes... Tampoco puedo evitar releerme una frase preciosa, no porque diga algo bonito, sino por su estructura; y de la misma manera, tiendo a enfrascarme en una frase que yo habría escrito de otra manera. Creo que cualquier lector con tintes de escritor hace esto, sobre todo si está con su escritor favorito.

Esta lectura de doble objetivo es diferente según qué libro tenga entre manos. No es lo mismo devorar un bestseller, a los que yo miro con ojeriza prejuiciosa -si es un bestseller, ha de serlo con todas las de la ley-, que el debut de un autor novel o el final de una saga larguísima. El nivel de exigencia y las expectativas están íntimamente relacionadas a la hora de decidir si un libro me ha gustado o no. Sé que está mal, pero es así. Lo ideal sería zambullirse en el libro sin mayor preocupación que la de seguir leyendo.

12 comentarios:

  1. Pero eso de leer sin más no está hecho para los que escribimos. Al final terminamos mirando al detalle cómo ha construido el autor del libro entre manos la historia, los personajes, las frases, etc. Es como leer con el doble de atención.

    No eres la única que ha tenido ganas de escribir después de leer o mientras lee, creo que es algo bastante natural.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. A veces me encuentro deteniéndome en la lectura y pensando "yo esto lo habría escrito de otra manera" o "esta trama secundaria la hubiera eliminado y en lugar de eso habría explotado más esta otra", y me desagrada bastante, la verdad. Ralentiza la lectura y hace que la disfrutes menos. No me quiero ni imaginar si encima trabajara de corrector como tú; entonces ya sería para pegarme un tiro.

    ResponderEliminar
  3. Pues si tía, de acuerdo e identificado con cada palabra. Yo este verano me voy a poner las pilas porque tengo un montón de cosas que leer, ya veremos si tengo tiempo. :p

    ResponderEliminar
  4. Yo reconozco que lo hacía así siempre. hasta que descubrí que los libros no se autodestruyen después de leerlos. Parece mentira, pero eso cambió mi vida.

    Ahora, si no me gusta un libro, lo aparco. Después de identificar por qué no me gusta, claro. Si me gusta, me pongo el triquini, me quito las gafas de pasta y me lo leo como una adolescente: encantada de la vida y sin para mientes en nada que no sea el disfrute.

    Luego voy y releo y estudio. Y tomo apuntes y todo.

    Maja :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo ya es ansia, tía. Tomar apuntes y todo. Es que lo vales.

      Eliminar
  5. A mi me pasa bastante seguido con todo lo que leo, e incluso cuando voy a ver películas y la peli resulta ser una porquería con una buena base, cuando leo un libro en ocasiones me detengo un rato en una sola pagina o en un solo párrafo y me pregunto ¿Una persona normal reaccionaria así? Si o no, depende de la respuesta, aunque yo no soy una escritora experimentada ni mucho menos, mi mama siempre nos esta hablando de si psicología loca, entonces en ocasiones me peleo mucho con los personajes de los libros, en especial los de los libro juveniles mas recientes, la mayoría no me cuadra.

    Aunque eso si, me guste o no el libro siempre los acabo, aunque sea para quejarme después del la historia o algo, quizás para tomar nota de lo que tengo o no que hacer cuando me ponga a escribir xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no seas una escritora experimentada, a mí me parece normal hacernos preguntas. Los lectores somos los mejores críticos que puede tener un escritor. Nuestra opinión es máxima. :3

      Eliminar
  6. Pues yo seré un tipo raro, pero cuando leo, leo y cuando escribo, escribo.

    Para mi leer implica desconectar diversas neuronas y zambullirse..., siempre que la historia valga la pena.

    Otra cosa es si hago de lector cero de algun relato, entonces es al revés, desconecto el modo lector y conecto el corrector.

    ResponderEliminar
  7. Yo leo un poco antes de ponerme a escribir cuando estoy bloqueado :)
    Eso sí, no sé porque, pero leo bastante despacio. Rara vez termino un libro en un día xD
    Y cuando leo lo que he escrito soy el corrector más crítico del mundo :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, terminar un libro en un día tampoco me parece super especial. Es decir, cada uno lee cuando le apetece, ¿no? :D Y si te lo terminas, bien, si no, ¡pues más libro que tienes para leer!

      Eliminar
  8. Me pasa más o menos lo mismo, cada vez que leo estoy pendiente de la historia, de los personales, el estilo, la gramática... Pero bueno, creo que así se aprende mucho más :)

    ResponderEliminar
  9. Hola

    Pues como han dicho algunos más arriba, yo soy de los raros que separo lectura y escritura casi del todo. Sólo me fijo en el vocabulario, para aprender palabras nuevas que pueda incorporar a lo que escribo.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)