lunes, 1 de julio de 2013

Los países que más leen en el mundo

Sin mirar, ¿qué países creéis que dedican más horas a la semana (por persona) a la lectura? Yo habría dicho Japón, Reino Unido, Finlandia o vaya, países nórdicos... Y nada más lejos de la realidad.

Esta infografía de Russia Beyond the Headlines muestra que la India, Tailandia, China, Filipinas, Egipto y la República Checa dedican entre 10-7 horas a la lectura entre semana. Por debajo, en la franja verde se encuentran Rusia, Francia o Arabia Saudí, y casi de los últimos, en la franja amarilla, está España con un poco menos de 6 horas junto a Turquía, Alemania, Estados Unidos e Italia. Y para mi sorpresa, en el último puesto se sitúan México, Brasil, Reino Unido, Taiwán, Japón y Corea. Vamos, que no he acertado ni una.

También hay otro tipo de datos muy interesantes referentes al porcentaje de lectores que leen determinados géneros según su sexo y la edad. No esperaba encontrar la fantasía entre los más leídos (32%), aunque sí, desgraciadamente, que la lean casi el doble de hombres que de mujeres (un 41% frente al 24%). Y si os fijáis, solo un 1% de los hombres lee novela romántica. ¿A qué creéis que se debe? Investigando un poco por la red, os dejo un trozo de una entrada del blog Escribe Romántica, al respecto:
[...]Es cierto que la educación que en general recibimos los varones no favorece demasiado de sensibilidad ni el adecuado desarrollo de la emotividad que se necesita a la hora de escribir novelas románticas. La tendencia a confundir el erotismo y la sensualidad con el sexo explícito también era algo que me jugaba en contra al momento de describir los vínculos entre los personajes.
Por último, fijaos en los lectores mayores de 45 años que leen novelas históricas: un 46% en contraposición a los menores de 24, que apenas son un 20%. A mí me cuesta muchísimo leer ficción histórica, para qué negarlo, pero a mi abuela le encanta. ¿Por qué le gusta más la historia a la gente mayor? ¿Les recordará a su pasado? Eso podría explicar por qué a mí me costaba tanto estudiar historia en bachiller y en la universidad. Se me hace tan aburrido...

Bueno, ¿qué os ha llamado la atención de la infografía? Soy todo ojos. :3

8 comentarios:

  1. Creo que yo tampoco habría acertado, personalmente pensaba que en Japón (por la gente que conozco allí) leían mucho más que en España, y ni hablemos de Reino Unidos y Alemania. Además, hace poco al documentarme sobre qué la publicación de revistas en distintos países, la estadística me decía que en sitios como Alemania y Reino Unido se lee más y mejor. Pero bueno, también son cosas distintas ;)

    En cuanto al tema de qué género lee cada persona, pienso que es algo complicado; supongo que es un poco mezcla entre sexo, edad, educación... Herencia paterna y gusto propio que se va desarrollando con el tiempo.

    En mi caso, soy una chica que apenas lee novelas románticas, me cansa demasiado. Pero me paso el día leyendo ensayos de literatura, filosofía, historia, novela realista, aunque de joven prácticamente sólo leía fantasía. No deja de resultar curioso como vamos saltando de un género a otro con el paso del tiempo ¿no?

    No sé si me comentario aporta algo o no, pero aquí lo dejo ;)
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco hubiese acertado. Pensé en los países nórdicos, sobre todo, pero ni de lejos en países como China.

    En cuanto al género pienso que va por apetencias personales. Hay momentos de tu vida en que te apetece leer más sobre ciertos temas y momentos en que huyes de ellos como de la peste. Lo importante creo que es disfrutar con lo que se lee, sin más.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me llaman muchísimo la atención los países más lectores... también que EEUU esté tan abajo, o Japón. (Y creo que tenemos un tanto idealizados a los ingleses. No todos son whovians devoralibros D:) Que lo que más se lea sea fantasía es una sorpresa, pero los clásicos rusos en segundo lugar ha sido inesperado. Yo hubiese apostado por la novela negra y de detectives, que son más rápidas y adictivas y con muertos (no defraudan).


    Histórica abarca desde el principio de los tiempos hasta anteayer, y la muchísimas son best-seller. O simplemente novela romántica, negra, etc., trasladada en el tiempo, así que lo veo algo ¿lógico? (Y, como nota, en mi casa es lo que más leen mis padres, sobre todo de la guerra).

    ResponderEliminar
  4. Puede que tenga algo que ver que en los países más desarrollados hay más variedad de métodos de entretenimiento.

    Por ejemplo, las series están cada vez más de moda, ya sea porque están más bien hechas o porque sus guiones son más interesantes. A lo mejor también es porque en este mundo tan acelerado en el que apenas gozamos de tiempo libre, cuando llegas del trabajo hecho polvo es más fácil ponerte a ver una serie o a jugar a un videojuego que abrir un libro y hacer un esfuerzo intelectual. Por eso también se venden cada vez más libros con lecturas ligeras en las que no te tienes que comer mucho el coco.

    Por otro lado, los que leemos creemos que todo el mundo lee, pero cuando preguntas a la gente te das cuenta (y te sorprendes) de la cantidad de gente que sólo lee un par de libros en verano, o incluso que no ha leído un libro en años. Inlcuso gente súper culta que es capaz de leer 3 periódicos cada día y 20 revistas al mes.

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Interesante tema. Pienso que, el hecho de que los países desarrollados lean menos se debe, como ya han dicho otros, a la mayor variedad de ofertas de ocio y, además, al hecho de que el ritmo de vida de nuestras sociedades es mucho más vertiginoso.

    A lo de la literatura romántica le encuentro otra explicación, relacionada también con la educación, pero no en el sentido que expresa el blog que citas. No es tanto la educación que se da durante la infancia, sino la que se recibe en la adolescencia y la madurez.

    Hace unas semanas vi por casualidad una comedia, supuestamente descerebrada, en la que pasaba algo que me hizo apreciarla más. Dos personas inician una relación. En la primera cita, la chica le advierte de que no va a haber sexo, porque eso no le va. La chica se ríe de esos hombres que a la tercera cita ya quieren sexo. El chico acepta y pasan varios meses saliendo, pero no se acuestan.

    Y de pronto, están juntos en casa de él y la chica le dice que se está enamorando, y que quiere hacerlo en ese instante. El chico le pone pegas, por culpa de la pasión están a punto de romper unas cosas y acaba negándose... Y tienen su primera discusión seria. De las protestas de la chica, una de ellas es, más o menos, que es una mujer, que si las cosas son más importantes que ella.

    Es una escena tan típica, que el sexo tenga que ser cuando y donde a la chica se le antoje y no puedas decirle que no, que me sorprendí de verlo en una película tan descerebrada. Por eso siempre me pregunto: ¿si para las mujeres occidentales las relaciones amorosas supusieran el rechazo por sistema, como nos pasa a nosotros, serían tan románticas? ¿Les gustaría tanto leer acerca de unos procesos de seducción si les resultaran en la vida real llenos de rechazo y humillación?

    Porque, en la película, lo que el chico le hizo al negarse a acostarse con ella fue lo mismo que ella llevaba meses haciéndole a él. ¿Y sólo es ofensivo si lo sufre una chica? Esa es la mentalidad. Una amiga mía me decía: "a una mujer no se le niega una cita". A un hombre, todos los días. Y, además, luego se lo cuentas a tus amigas.

    He conocido a más de tres personas que me han confesado que su primera vez fue con prostitutas, porque con las chicas "normales" no había manera. Si eres gordo, o bajito o, sobre todo, muy tímido, a menudo pasa. Es una realidad que está ahí. Una amiga le planteó a otras una vez, hablando sobre la prostitución: ¿por qué los hombres pagan por sexo pudiendo tenerlo gratis? Y es una buena pregunta, una de cuyas respuestas podría ser: porque no todos pueden tener sexo gratis. No todos los que pagan por sexo son el típico vicioso que quiere una mujer-objeto, algunos son personas tan normales como yo que vuelven, noche tras noche, día tras día, con el rechazo de las chicas. Para mí fue algo muy amargo descubrir esa realidad.

    Y a un chico con ese perfil, harto de escuchar eso de que "los hombres sólo miran el cuerpo", intenta venderle una novela romántica donde el galán es alto, guapo, delgado, interesante... Cosa que es normal, lo que ya no es normal es que las mismas que lean esos libros critiquen en los hombres lo mismo que ellas hacen.

    En fin, es una explicación posible. Personalmente, yo no he tenido pareja ni creo que la tenga nunca, y cuando leo una escena de romántica o de sexo en una novela, pongamos, de aventuras o histórica, tengo que esforzarme mucho para no saltármela. Leo para divertirme, no para recordarme que hay ciertas cosas que no son para mí.

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Juan! Lo que me has contado es muy interesante, pero también algo triste. Yo soy de las que piensan que por muy bajo /feo / gordo que seas, siempre habrá alguien que te quiera. Si esa persona no ha llegado es un rollo, pero nadie me va a quitar esa idea de la cabeza. ¡Tantos millones de personas en el mundo y todavía hay personas solas! No me gusta. Sobre la escena de la película, bueno, tengo opiniones contrarias. Por un lado entiendo que evidentemente hombres y mujeres somos ante todo personas y tenemos sentimientos, y él acepta salir con ella sin acostarse para demostrarle que la quiere, y luego ella cambia los papeles y le hace sufrir justo con lo que él le esta evitando (al menos, así lo entiendo). El sexo, el amor, una conversación, tiene que ser de dos personas, no cuando una quiera. Por otro lado, sí que hay muchos hombres cansados con la típica frase "los hombres solo miran el cuerpo" pero también son miles de mujeres (yo incluida) que nos hemos sentido una verdadera mierda porque hay hombres que bueno, no te miran, te hacen una radiografía, y luego lo comentan como si fuéramos motos en un escaparate. Ninguna de las dos posturas está bien, claro, pero una es consecuencia de la otra.

      Eliminar
    2. ¡Qué buen corazón tienes! No cambies, en serio. El caso es que sí, si eres feo y, sobre todo, si eres muy tímido (y ser feo no ayuda a superarlo) te quedas solo. La interpretación de la escena de la película no va por ahí, sino por el hecho de que un hombre no puede decirle que no al sexo con su pareja. La chica te puede decir que no durante meses y tú no puedes quejarte; si un día, la chica se levanta con ganas y el hombre no quiere, hay un problema gravísimo. Como tu dices, el sexo debería darse sólo cuando las dos personas quieren. Lo que no es lógico es que un hombre no pueda decir que no, que sólo las mujeres puedan decir que no sin que se inicie una pelea o sin que la chica te suelte eso de "¿es que ya no te gusto?", o "¿es que tienes a otra?" o se vaya pensándolo. Si un hombre tuviera que desmoralizarse o temer una infidelidad cada vez que le niegan sexo, nos habríamos suicidado ya todos (ja ja ja). Tranquila con eso de las radiografías, que a mí, que soy un hombre, también me lo han hecho y me han comunicado el "veredicto". Un saludo.

      Eliminar
  6. Flipante... ¿quién lo hubiese dicho? Se nos comen los chinos, los chinos se nos comen.

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)