domingo, 16 de febrero de 2014

Sinestesia

Daniel Fortiz © tumblr
La lengua puntiaguda arañó el techo.
Ya no podía soportarlo; el monstruo goteaba pintura desde una esquina. Se había adueñado de su descanso y ahora relamía restos de paciencia. Para vencer, ella tenía que igualarlo en fuerza. Su mente contenía un arma tan poderosa como frágil. Así, se imaginó que la habitación quedaba en silencio y que las formas desaparecían y que los engranajes dejaban de rodar y que los colores se apagaban al contacto de la nada con la nada. Hubo un momento en que la coraza cayó y Ruido se abalanzó sobre ella, pero la rehízo hasta que cayó muerto.
Volvería, eso seguro.

2 comentarios:

  1. ¿Por qué esa i roja? ¿Es decir, qué significa para ti? La sinestesia me sigue intrigando un montón.

    ResponderEliminar
  2. A mí da igual las veces que me expliques cosas de sinestesia, sigo sin entenderla del todo y siempre te doy la paliza con el tema (pero es que no, me parece fascinante). Tú lees y ves las letras de colores, ¿no? (Sé que no lo es, pero yo lo relaciono como una forma de daltonismo raro, no sé si me explico. Entonces, ¿cómo puedes distinguir los colores? ¿Lo de ver las letras de colores diferentes es solo un momento? Recuerdo que me explicaste que una chica veía los colores de una manera tan brutal que le costaba leer y uirpeghewiut que sepas que para el resto de los mortales son conceptos muy intrigantes).

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)