jueves, 20 de marzo de 2014

Mariano Villareal: "La buena ciencia-ficción no necesita efectos especiales"

El pasado martes 18 de marzo tuvo lugar la conferencia "200 años de ciencia-ficción: de Frankenstein a Terra Nova" en Vitoria-Gasteiz. Me presenté en la biblioteca del centro cívico Ibaiondo con ganas de escuchar en persona a Mariano Villareal, editor de las antologías Terra Nova, publicadas por Sportula y Fantascy respectivamente, y ver el background que rodea ambos recopilatorios. Encontré un evento pequeño, acogedor, que sirvió de itinerario por las obras más destacadas del género, que abarca desde Mary Shelley hasta autores contemporáneos extranjeros y españoles. Mariano Villareal reivindicó la ciencia-ficción como literatura de primera clase, y no subliteratura puramente escapista. Como complemento, la red de bibliotecas de Vitoria colocó en un stand una selección de novelas que tiene en su haber, como Crónicas Marcianas, Dune o la Enciclopedia Ilustrada de Ciencia-ficción. También acudió José Antonio Cotrina, el autor de La cosecha de Samhein. ¡Menuda sorpresa!

Una pequeña muestra del archivo de la biblioteca
La presentación del segundo volumen de Terra Nova fue solo un pretexto para desarmar las ideas preconcebidas sobre ciencia-ficción. Las naves espaciales, los aliens y la tecnología son continentes de historias que reflejan los problemas del nuestro presente. "La buena ciencia-ficción no necesita efectos especiales" afirmó Villareal. El futuro, diste o no de la realidad que vivimos, es el escenario perfecto para la denuncia social, política y cultural. "La fantasía narra lo que no puede suceder", subrayó, "y la ciencia-ficción se encarga de contar sucesos posibles". Es, por tanto, especulativa, puesto que desarrolla diferentes problemas en diferentes espacios.
Las tres cuartas partes de la charla se dedicaron al recorrido por épocas de las obras más emblemáticas de ciencia ficción, divididas además por categorías:
- Clásicos: 1984, Un mundo feliz, La guerra de los mundos, Fahrenheit 451, Dune, La mano izquierda de la oscuridad, Solaris, Hyperion, Flores para Algernon y Lejana tierra.
- Slipstream, es decir, autores que normalmente no escriben ciencia-ficción: La carretera, La conjura contra América, El cuento de la criada, Nunca me abandones, La mujer del viajero del tiempo y El atlas de las nubes.
- Novelas españolas: El mapa del tiempo, El refugio, La trilogía de las tierras, La guerra de dos mundos -una recopilación de artículos sobre ciencia- y un recopilatorio de los relatos ganadores del Certamen Alberto Magno.
- Para iniciarse en el género: Yo, robot, Fundación, La amenaza de Andrómeda, Parque Jurásico, Enciclopedia Ilustrada de Ciencia-ficción, La chica mecánica y Marciano, vete a casa.
- Recomendaciones para los más jóvenes: El juego de Ender, Los Juegos del Hambre, La Torre y la isla, El mundo perdido, Traición y Semillas Amargas.
Ángel Benito Gastañaga, el ilustrador de Terra Nova, con su premio Ignotus 2013
Los últimos minutos de la presentación fueron para Terra Nova. La antología nació como respuesta al boom de autores noveles que traían un viento fresco y joven alejado de la cultura anglosajona, "un espacio donde publicar ciencia-ficción crítica y comprometida para captar el interés del ciudadano medio y no solo de los aficionados", afirmó el editor. Asimismo quiso destacar que los relatos habían sido seleccionados por sus aspectos humanos y no tecnológicos, es decir, un espejo donde mirar lo que sucede a nuestro alrededor. Además, la recopilación contiene autores contemporáneos para romper con la idea de que la buena ciencia-ficción solo está en los clásicos; y autores españoles e iberoamericanos.

El tercer volumen de Terra Nova está previsto para noviembre y actualmente está abierta la convocatoria para participar en esta tercera edición. Tras la charla pude cruzar unas palabras con Mariano Villareal, que fue muy cercano, y estuvimos hablando sobre los prejuicios que tienen los lectores ajenos a la ciencia-ficción. Por ejemplo, en el máster tuvimos que leer Fahrenheit 451 para narrativa, y algunos de mis compañeros temían aburrirse por la jerga técnica propia de la ciencia-ficción dura, pero sus opiniones fueron positivas precisamente por la ausencia de estos estereotipos. No les digas que es ciencia-ficción, me aconsejó Mariano -si se me permite la cercanía-, y qué gran verdad.

2 comentarios:

  1. Pues tiene toda la razon, hay varias peliculas gringas que cuestan muchisimo por los efectos especiales y su historia es una soberana porqueria y el resultado una muy mala pelicula a pesar de los efectos especiales tan costosos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Nota 1: Te envidio, tuvo que molar mucho ir a la conferencia.
    Nota 2: Gracias por traernos un cachito ;)

    Algo que ha colaborado a la mala fama de la ciencia ficción son las malas traducciones, tirando a lo barato. Es lo que pasa cuando enfocas a una audiencia devoradora de historias que, (mal)asumes, no se va a fijar en esas cosas. Quizá también influye cómo se publicaban las historias (y la situación de los autores, que necesitaban con urgencia pagar alquiler y hasta pañales, quizá) y en qué se fijan los que critican (que en un género del que se han publicado tantas cosas tiene que haber de todo). Hay muchísimos prejuicios que ahuyentan a los lectores, por desgracia. Y muchos estereotipos. No toda ciencia ficción son tecnicismos, como bien apuntas. Me encanta esta frase: «Las naves espaciales, los aliens y la tecnología son continentes de historias que reflejan los problemas del nuestro presente». Y te doy toda la razón. En el fondo, no son sino ensayos de posibilidades, y aunque hay ciencia-ficción muy técnica, son historias que hablan del ser humano (y de miedos, creo yo). Como Fahrenheit (uno de mis libros favoritos).

    Algo que has dejado caer son las épocas de la ciencia ficción, ¿nos cuentas cuáles son, un poquito más del género? :)

    Yo soy una extraña en estos lares, pero intento educarme. A mí, con las naves espaciales y los avances científicos y las colonias galácticas los ojos me hacen chiribitas, pero poco sé. Y poco he leído, aunque estamos en solucionar eso ;) Me apunto las obras que mencionas (algunas las he leído y otras las tenía pendientes ya).

    Antes de despedirme, una cosita: he leído (creo recordar) en algún lado del ciberespacio que Terra Nova es algo así como la versión con autores españoles de una antología previa en inglés, y (si no me he equivocado de antología) que el nivel de los relatos de la española quedaba un poco bajo. ¿Lo has leído tú? ¿Qué te parecieron las historias?

    Un abrazo,
    nuw ;)

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)