martes, 20 de mayo de 2014

Diferencias entre 'villano' y 'antagonista'

Booklover © tumblr
A menudo encuentro reseñas en las que se utiliza villano, antagonista y antihéroe como sinónimos. Yo misma los uso como tal, pero hace poco me di cuenta de que un término no siempre equivale al otro; puede que esas diferencias sean las mismas que distinguen 'hacer el amor' de 'tener sexo' o 'follar', y si es así, conviene saber si estamos matizando un aspecto concreto, o cuál es y por qué.

Me vais a permitir que reflexione sobre ello, así que lo siento si en algún momento me pierdo. Si me preguntaran qué o quién es un villano, contestaría que el "malo" que se opone a la misión del protagonista. Un Lord Voldemort cualquiera. ¿Y entonces qué o quién es un antagonista? ¿Lord Voldemort otra vez? Si en una historia el héroe no tiene por qué ser el protagonista, tampoco el villano debe calzarse las botas de antagonista, ¿no? Por tanto, protagonista / antagonista serían como las dos caras de una misma moneda, y héroe / villano, opuestos.

No creo que las diferencias entre uno y otro residan en la profundidad de los personajes. Es verdad que muchas veces el villano está caricaturizado mientras que el antagonista es simplemente una persona que enfrenta los ideales del protagonista, pero no es suficiente para sacar conclusiones. De hecho, esa podría ser una diferencia. El villano sabe que lo que hace está mal (Drácula sabe que está mal matar a la gente para beber su sangre), pero el antagonista cree que hace lo correcto aunque sus acciones entren en conflicto con las del protagonista. Snape sería un buen ejemplo de ello, ¿verdad?

Ahora bien: puede que nuestra confusión provenga de considerar un buen villano aquel que tiene rasgos de antagonista. Queremos que su motivación se apoye en razones lógicas, no que quiera dominar el mundo por pura ambición o que se enfrente al héroe porque le caiga mal. Ésos serían motivos de villano, mientras que el antagonista se interpondría en su camino porque a su juicio existe otra forma de hacer las cosas incluso para llegar a la misma meta. En Firefly, por ejemplo, diría que el héroe es el Capitán Reynolds mientras que los protagonistas son Simon y River Tam, los hermanos a quien persigue el gobierno. El antagonista podría ser Jayne Cobb, porque no se fía de ellos y porque es capaz de vender a su abuela por dinero. En una película donde el protagonista es un criminal, los policías son los antagonistas, aunque en apariencia sean los héroes del film. Entonces, 'antagonista' y 'protagonista' son posiciones complementarias.

Me he tomado la libertad de hacer un pequeño cuadro, más que nada para organizar ideas. Muchas veces necesito esquematizar para salir del laberinto...
Clicad para verlo en grande.
Es posible que esté mal diseñado. En mi defensa diré que no sé conjuntar colores ni ropa. La posición en la historia engloba al protagonista y al antagonista, que pueden cambiar con cada punto de vista, o sea que las posibilidades son infinitas. La motivación de los personajes es lo que me lleva a distinguir el villano del héroe. Veréis en la esquina superior derecha que el antagonista también tiene motivaciones, pero éstas son lógicas y precisas, y no basadas en planes de venganza. Por así decirlo, no está tan encasillado como el villano.

No he añadido al cuadro el concepto de 'antihéroe' por no complicar más el asunto. Es decir, el antihéroe puede ser protagonista o antagonista, y rompe con las características del héroe... incluso si al final cumple con ellas. Es algo contradictorio. El antihéroe por excelencia sería Bilbo. ¿Qué me decís?