domingo, 19 de junio de 2011

Aun la veo

Algunas veces nos encontramos en pasos de cebra, cada uno en el otro extremo. Nuestras miradas se cruzan, nos mezclan y nos envuelven. Durante ese contacto mágico me acuerdo de la purpurina y de las pulseras gemelas que nos regalamos. Desvío siempre la vista hacia su muñeca izquierda pero no alzanco a comprobar si la lleva todavía. Sí, durante ese contacto mágico intento atisbar a la Luna que me hizo feliz, ¡la busco en todos los sitios que puedo!, pero solo está en el cielo.

(La Ciudadela)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)