jueves, 2 de febrero de 2012

Blanco alrededor

  
Gracias a la ola de frío siberiana ha sido un día genial. Además de ir a dar un paseo y ver a Kuki envuelto en nieve rollo camuflaje polar, he sacado un montón de fotos y preveo que el temporal me va a dejar sacar muchas más. 

Nieva en febrero. ¡En febrero! ¡Es genial! El año pasado me pilló en exámenes y apenas tuve tiempo de disfrutar de la nevada, pero este año voy a sacarle todo el partido que pueda. La ola de frío dice (me ha estado comentando esta tarde) que nos regalará aún más nieve esta noche y puede que el fin de semana.

Me encantan los tejados, las flores y los caminos blancos, ponerme el gorro praguense, tener la nariz roja, correr por el parque arrastrando los pies y levantando polvo alrededor. Llegar a casa, congelada pero satisfecha, pensar: ¡me ha faltado hacer el ángel! y volver por la tarde a las campas de Armentia a terminar el trabajo.

~ I do love these days.

1 comentario:

  1. Qué envidia. Aquí no nieva ni a tiros (en Coruña he visto nevar, pero allí no cuaja y en Santiago, en los tres años que llevo aquí, tampoco lo ha hecho u.u).

    Disfruta de ello por los que no podemos ;)

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)