martes, 20 de mayo de 2014

Diferencias entre 'villano' y 'antagonista'

Booklover © tumblr
A menudo encuentro reseñas en las que se utiliza villano, antagonista y antihéroe como sinónimos. Yo misma los uso como tal, pero hace poco me di cuenta de que un término no siempre equivale al otro; puede que esas diferencias sean las mismas que distinguen 'hacer el amor' de 'tener sexo' o 'follar', y si es así, conviene saber si estamos matizando un aspecto concreto, o cuál es y por qué.

Me vais a permitir que reflexione sobre ello, así que lo siento si en algún momento me pierdo. Si me preguntaran qué o quién es un villano, contestaría que el "malo" que se opone a la misión del protagonista. Un Lord Voldemort cualquiera. ¿Y entonces qué o quién es un antagonista? ¿Lord Voldemort otra vez? Si en una historia el héroe no tiene por qué ser el protagonista, tampoco el villano debe calzarse las botas de antagonista, ¿no? Por tanto, protagonista / antagonista serían como las dos caras de una misma moneda, y héroe / villano, opuestos.

No creo que las diferencias entre uno y otro residan en la profundidad de los personajes. Es verdad que muchas veces el villano está caricaturizado mientras que el antagonista es simplemente una persona que enfrenta los ideales del protagonista, pero no es suficiente para sacar conclusiones. De hecho, esa podría ser una diferencia. El villano sabe que lo que hace está mal (Drácula sabe que está mal matar a la gente para beber su sangre), pero el antagonista cree que hace lo correcto aunque sus acciones entren en conflicto con las del protagonista. Snape sería un buen ejemplo de ello, ¿verdad?

Ahora bien: puede que nuestra confusión provenga de considerar un buen villano aquel que tiene rasgos de antagonista. Queremos que su motivación se apoye en razones lógicas, no que quiera dominar el mundo por pura ambición o que se enfrente al héroe porque le caiga mal. Ésos serían motivos de villano, mientras que el antagonista se interpondría en su camino porque a su juicio existe otra forma de hacer las cosas incluso para llegar a la misma meta. En Firefly, por ejemplo, diría que el héroe es el Capitán Reynolds mientras que los protagonistas son Simon y River Tam, los hermanos a quien persigue el gobierno. El antagonista podría ser Jayne Cobb, porque no se fía de ellos y porque es capaz de vender a su abuela por dinero. En una película donde el protagonista es un criminal, los policías son los antagonistas, aunque en apariencia sean los héroes del film. Entonces, 'antagonista' y 'protagonista' son posiciones complementarias.

Me he tomado la libertad de hacer un pequeño cuadro, más que nada para organizar ideas. Muchas veces necesito esquematizar para salir del laberinto...
Clicad para verlo en grande.
Es posible que esté mal diseñado. En mi defensa diré que no sé conjuntar colores ni ropa. La posición en la historia engloba al protagonista y al antagonista, que pueden cambiar con cada punto de vista, o sea que las posibilidades son infinitas. La motivación de los personajes es lo que me lleva a distinguir el villano del héroe. Veréis en la esquina superior derecha que el antagonista también tiene motivaciones, pero éstas son lógicas y precisas, y no basadas en planes de venganza. Por así decirlo, no está tan encasillado como el villano.

No he añadido al cuadro el concepto de 'antihéroe' por no complicar más el asunto. Es decir, el antihéroe puede ser protagonista o antagonista, y rompe con las características del héroe... incluso si al final cumple con ellas. Es algo contradictorio. El antihéroe por excelencia sería Bilbo. ¿Qué me decís?

10 comentarios:

  1. La verdad es que es una reflexión bastante interesante y muy acertada ya que, como dices, es bastante frecuente considerar villano, antagonista y anti héroe como una misma cosa.

    Creo que todos los escritores y lectores deberíamos reflexionar más a menudo sobre los personajes.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó la forma en que lo ejemplificaste, y hasta le hiciste un esquema. Me sirvió para tenerlo mucho más claro, porque confieso que hasta ahora no lo entendía muy bien. Ahora me he dado cuenta de los diversos papeles que tienen los personajes de la historia que escribo, jeje. ¡Muchas gracias por la info!

    ResponderEliminar
  3. Dios, nunca me había planteado esto y acabas de dejarme con las patas colgando xD
    En serio, muy buena reflexión, me ha gustado mucho. A partir de ahora siempre que vea al malo de lo que sea me preguntaré "es villano? tiene motivaciones lógicas o solo la venganza?

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Justo hace unos días vi una mini explicación en tumblr, pero no me detuve demasiado a pensarlo por vagueza (vamos, que no me apetecía leer en inglés). Me ha gustado mucho tu explicación y desde luego le veo la lógica.
    Muchas gracias por tu reflexión.
    Un besín!

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, me quedo con la frase: "En una película donde el protagonista es un criminal, los policías son los antagonistas, aunque en apariencia sean los héroes del film. Entonces, 'antagonista' y 'protagonista' son posiciones complementarias". Se entiende muy bien lo que quieres decir. A partir de ahora, difundiré tu palabra sobre hérores, villanos y antagonistas :)

    Un saludo de -La boca del libro-
    María Bravo

    ResponderEliminar
  6. Para ejemplificarlo, citaría la película "Carros de Fuego", dónde los corredores son rivales y por tanto antagonistas, tanto entre los protagonistas (Abrahams, un judio que busca demostrar que tan británico como cualquier otro pese a su identidad étnica y religiosa, y Liddell, quien se propone hacer de la competencia una demostración y una experiencia de sus creencias), como de los competidores americanos, ninguno de ellos es un villano, pero cada uno compite tanto con los otros corredores como cada uno contra sí mismo y contra el statu quo.

    El antihéroe es una figura que se usa mucho en cómic, quizá los más conocidos sean Hulk, V o Punisher (algunos incluyen a Batman), que difiere del héroe en su métodos e intenciones, que no en sus resultados, y que puede fungir tanto de protagonista como de antagonista. El héroe por excelencia sería superman, que es más bueno que el pan de la abuela, y quizá el villano más emblemático sea el emperador Palpatine de Star Wars, que es malo pues, porque es muy malo.

    ResponderEliminar
  7. Yo también me lo he preguntado alguna vez, pero no me he aventurado tanto como tú. Y qué quieres que te diga, me has no aclarado sino proporcionado otro buen punto de vista. Lo he estado pensando, y he intentado adaptar dichos conceptos a la historia de El Señor de los anillos, por ejemplo. Yo pienso que Frodo es el protagonista y Sauron, el antagonista. Ambos luchan por una causa que creen justa. Frodo tiene la misión de destruir algo perjudicial, por así decirlo, para su mundo. Mientras que Sauron lo que quiere es recuperar algo suyo, sí, para destruir el mundo, pero es suyo, ¿no? Creo que, cada uno desde sus ideales, sus deseos y su perspectiva luchan por un objetivo determinado, y opuestos. Mientras que adjudicaría el título de héroe a Sam, a Aragorn, o a Gandalf, por ejemplo, en los que la historia no se centra por completo pero que hacen un papel importantísimo. Y a Saruman como villano, porque se alía con un enemigo, consciente o inconscientemente por motivos que no abarcan los objetivos de Sauron o Frodo. No digo que tenga que ser así, pero yo sí que esos conceptos de ese modo.

    ¡Me ha encantado la entrada! ¡Saluditos!

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante reflexión!! me ha gustado mucho!

    Yo diferenciaría los conceptos, en resumen, con que la posición (protagonista/antagonista) y el alineamiento (héroe/villano) hacen referencia a diferentes cosas. El primero a la posición en la narración y el segundo las motivaciones/acciones del personaje.
    Me has dado a pensar de cara a la novela en que estoy trabajando (La Rosa de los Vientos - http://bit.ly/RVientos). Estos días estoy reflexionando sobre ella, y es que en este caso tengo dos protagonistas que, teniendo el mismo peso narrativo, son antagonistas. Así que podría decir que ambos son protagonistas (ya que el antagonista se define en función del protagonista). Lo que está claro es que uno es un villano y el otro un héroe.

    Muy interesante!
    Saludos!
    Chris.

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante! Según he leído, la "Teoría dramática" (una teoría de escritura) explica que el antagonista es aquel personaje con función dramática cuya misión es evitar que el personaje principal logre su objetivo. El villano es un personaje sin ninguna función dramática que simplemente hace cosas malas, generalmente a los buenos. Bueno, un poco complejo, pero muy interesante para reflexionar y profundizar más en nuestros personajes. Enhorabuena por tu blog y saludos!

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno, estos matices merecen la pena. Gracias por compartirlo xD

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)